Saltar al contenido

Uñas quebradizas: Qué es, causas y cuidados

Uñas quebradizas: Qué es, causas y cuidados

Las uñas quebradizas, cuyo nombre médico es onicosquicia, es una condición que afecta a casi un 20% de la población, según algunas estimaciones y las mujeres son las más propensas.

De manera normal, las uñas brindan protección y sensibilidad a la yema del dedo, por lo que las alteraciones como la debilidad o la propensión al quiebre, pueden dejar expuesta esa zona a traumatismos o roces que la dañen.

Las uñas están formadas casi en su totalidad de queratina y son un reflejo del cuidado personal y la salud, ya que ciertas afecciones, como la debilidad o la fragilidad, pueden ser producto de alteraciones del organismo o deficiencias nutricionales.

Existen diversas causas por las cuales las uñas pueden verse debilitadas o quebradizas, algunas por factores ambientales y otros por afecciones de salud.

Causas de las uñas quebradizas

Entre las principales causas que existen para padecer uñas que se quiebran, están:

Uso excesivo de productos de limpieza

El uso de jabones para trastes, ropa o pisos, así como los productos para remover el esmalte como la acetona, pueden provocar que la uña se debilite y que surjan manchas.

Para estos casos se recomienda el uso de guantes y el uso de removedores de esmalte sin acetona.

Mala alimentación

Cuando una persona tiene una baja ingesta de alimentos que contengan hierro, vitamina D, selenio, vitamina B o zinc, puede provocar que las uñas y el pelo se debiliten.

Para estos casos es indispensable llevar una dieta equilibrada que incluya frutas, verduras y carnes, así como la toma de algunos suplementos alimenticios.

Alteraciones de la tiroides

Cuando existen alteraciones en las glándulas tiroides, esto afecta la forma en que las uñas se desarrollan.

Cuando hay hipotiroidismo, el metabolismo se ralentiza y, por ende, los nutrientes tardan más en llegar a todas las partes del cuerpo, incluyendo los dedos.

Por el lado del hipertiroidismo, esto provoca una aceleración del metabolismo, haciendo que las uñas crezcan más rápido de lo normal, pero débiles.

Si una persona nota alguna de estas dos situaciones, puede ser síntoma de alteraciones de la tiroides, por lo cual se debe acudir al médico.

Infecciones

La onicomicosis o los hongos en las uñas también pueden provocar uñas quebradizas o débiles. Esto puede darse por morderse las uñas con frecuencia o exponer las manos a constantes entornos de humedad,

Las uñas también pueden presentar manchas blancas o amarillentas.

Onicofagia (Morderse o comerse las uñas)

La persona que tiene la costumbre de morderse las uñas se ha percatado de que éstas se vuelven más frágiles y más fáciles de quiebre. Esto se debe a que la constante mordida produce microtraumatismos que provoca lesiones en la uña y la piel.

Asimismo, morderse las uñas puede provocar infecciones más fácilmente.

Anemia

La anemia implica la disminución de hemoglobina en la sangre; la hemoglobina es esencial para el transporte del oxígeno a todo el cuerpo. Cuando existe baja cantidad de oxígeno en los tejidos, estos empiezan a fallar y a debilitarse.

Cuando existe anemia, se debe identificar la causa y tratarla.

Envejecimiento

No hay que dejar de lado el factor del tiempo. Con el paso de los años, la producción de queratina se reduce y provoca fragilidad y ruptura en las uñas. Es completamente normal.

Cuidados para las uñas quebradizas

En caso de padecer de esta afección, se recomienda acudir al dermatólogo para revisar la causa especifica del problema, sin embargo, se pueden seguir también estas recomendaciones:

  • Evitar el lavado excesivo de manos. Después de lavarlas, se pueden usar cremas hidratantes.
  • Llevar una dieta rica y balanceada.
  • No usar quitaesmaltes con acetona. Usar esmaltes sin níquel y formaldehído.
  • Mantener las uñas cortas y limadas en la misma dirección
  • Se pueden usar endurecedores de uñas.
  • Evitar el contacto con productos de limpieza o abrasivos. Usar protección como guantes.