Saltar al contenido

Todo lo que hay que saber sobre la grasa visceral

grasa visceral

El cuerpo humano cuenta con 4 cavidades corporales. La grasa visceral es la grasa que se encuentra en la cavidad abdominal y que rodea a los órganos localizados en dicha zona.

Al igual que cualquier otro tipo de grasa, depende del organismo de cada persona, por lo que depende del tipo de dieta y de la actividad física que se realice.

Pese a que se puede hablar de grasa en general, la grasa visceral es de suma importancia para la salud, debido a que, si no es controlada, puede provocar daños a la salud, como padecimientos cardiovasculares, hipertensión o diabetes mellitus tipo 2.

¿Cuál es el porcentaje normal de grasa visceral?

El porcentaje de grasa corporal depende del género y de la edad del individuo. Usualmente, se realiza el análisis de este tipo de grasa a partir de los 20 años. De 20 a 29 años, el porcentaje de grasa visceral en hombres es de 11 a 20%, mientras que en mujeres es de 16 a 28%. De 20 a 39 años, el porcentaje de grasa en hombre es de 12 a 21”, mientras que en mujeres es de 17 a 29%. De los 40 a los 49 años, el porcentaje apropiado para hombres es de 14 a 23% mientras que en mujeres es de 18 a 30%. Finalmente, de 50 a 59 años, el porcentaje aceptable en hombres es de 15 a 24% mientras que en mujeres es de 19 a 31%.

¿Cómo eliminar la grasa visceral?

Para eliminar la grasa visceral se puede realizar ejercicios de aeróbics o ejercicios de cardio. Los ejercicios de cardio se encargan de fortalecer el corazón, además de los pulmones. Asimismo, se encarga de reducir calorías. De esta forma, promueve la pérdida del tipo de grasa visceral y previene la diabetes.

En la actualidad, se ha descubierto que el baile genera múltiples beneficios para el organismo. Al igual que cualquier otro tipo de ejercicio, se requiere de, por lo menos, 30 minutos de forma rutinaria. Para esta finalidad, no requiere de un tipo específico de baile.

¿Qué tipo de dieta se debe llevar para eliminar la grasa visceral?

Perder peso implica un trabajo continuo respecto a vigilar la dieta y realizar actividad física. Procure no consumir alimentos procesados, trate de que todo lo que consuma, sea lo más natural posible.

Dentro de su dieta, procure incluir fibras, como arroz, pasta, avena, linaza, chía, papaya, lechuga, acelga, espinaca, champiñones, brócoli, calabaza, entre otros.

Los omega son una clase de aceites que, en cantidades apropiadas, pueden beneficiar a la salud. En el caso de las grasas viscerales, el omega 3 es el más apropiado. Puede obtener este tipo de aceite en algunas semillas.

De cualquier forma, es de suma importancia que, antes de iniciar una dieta y rutina de ejercicio, acuda a su médico para que se le otorgue un diagnóstico, una dieta y rutina apropiada para su organismo.