Saltar al contenido

Spanking: ¿Qué es y cómo practicarlo?

Spanking: ¿Qué es?

Spanking es el término en inglés que se refiere al azote a las nalgas, en el habla hispana se le conoce como nalgadas. El término se utiliza bajo el contexto sexual y es uno de los juegos que se pueden realizar en pareja para obtener placer.

Las nalgadas o spanking puede realizarse de manera tradicional con la mano, o hacer uso de elementos como fuetes, tablas de madera u otro que sea acordado por la pareja. En algunas ocasiones esta práctica viene acompañada de juego de roles, ya que las nalgadas pueden representar un castigo. Por esta razón, pueden existir juegos de poder y sumisión.

Las nalgadas pueden realizarse en diferentes niveles de intensidad e ir incrementando la fuerza mientras aumenta la confianza en la pareja.

¿Cómo hacer spanking?

Para poder realizar esta práctica de una manera placentera, se pueden seguir las siguientes recomendaciones:

  • Hablarlo antes de hacerlo. Tener claro qué se puede hacer y hasta dónde se puede llegar es vital para el goce de cualquier práctica sexual. El consenso, ante todo.
  • Exploren varios instrumentos para proporcionar las nalgadas. Si bien se puede iniciar con la mano extendida, la pareja puede ir a un sex shop y revisar opciones. Existen látigos, fuetes, varas y demás instrumentos que tienen sus particularidades a la hora de golpear los glúteos.
  • Golpear siempre la zona central de los glúteos. Golpear en otras zonas donde hay hueso, la parte de las piernas o espalda baja puede causar dolores mayores y lesiones que acabarán por completo con la excitación.
  • Acompañen las nalgadas con caricias o mordiscos suaves, recordemos que el spanking es parte de un juego, así que incluyan elementos para poder variar la experiencia.
  • Practiquen juegos de rol como el típico policía y delincuente o jefe y empleado. La sensación de poder y sumisión puede ser muy excitante para muchas parejas.
  • Se puede practicar el bondage, es decir, amarrar a la pareja que será azotada para aumentar la fantasía y sensación de dominación.

Posiciones en las cuales practicar spanking

Podemos sugerir dos formas para practicar los azotes:

Sobre las rodillas: Aquí, el azotador está sentado y la persona azotada está boca abajo apoyada sobre sus rodillas.

De perrito: La posición clásica para poder implementar el spanking.

Puedes revisar otro tipo de práctica sexual, aquí.