Saltar al contenido

Sentido del gusto: ¿Qué es y para qué sirve?

Sentido del gusto: ¿Qué es y para qué sirve?

Este sentido es el que nos permite distinguir el sabor de los alimentos o bebidas. Es la parte inicial del sistema digestivo, por lo que, a través de las papilas gustativas que se encuentran en la lengua, podemos distinguir los diferentes tipos de alimentos.

Los sabores que se pueden distinguir a través de la lengua son dulce, ácido, amargo y salado, y, a partir de estos, las interminables combinaciones presentes en los alimentos.

¿Cómo cuidar el sentido del gusto?

Para mantener el sentido del gusto en óptimo funcionamiento, es importante contar con algunos cuidados como no comer alimentos que piquen en exceso, beber agua constantemente, no introducir objetos a la boca y mantener una higiene bucal adecuada.

¿Cómo influye la textura y el olor de los alimentos en el sentido del gusto?

El olfato juega un papel sumamente importante para el gusto, esto porque muchos de los sabores son particularmente percibidos por el olfato. Asimismo, cuenta con una participación importante para el proceso de salivación.

Por su lado, la textura de los alimentos también es un factor importante a la hora de percibir sabores. Por ejemplo, cuando un alimento es muy denso, probablemente implique que cuente con saturación de sabor.

¿Cuáles son las causas de la pérdida del gusto?

Existen varios motivos por los cuales se puede perder el sentido del gusto, como haber pasado por una enfermedad o una lesión. Puede generarse por infecciones en vías respiratorias o de oído, por exposición a químicos, antihistamínicos y antibióticos, radioterapia en la parte superior del cuerpo, lesiones en cabeza, carente higiene bucal o cirugía de nariz, garganta u oído.

¿Cómo recuperar el sentido del gusto?

Uno de los síntomas relacionados con la presencia de COVID-19, es la pérdida del sentido del olfato (anosmia) y el gusto (ageusia). Este tipo de síntomas pueden permanecer por días o por semanas, aunque se han registrado algunos casos en los que se extiende por meses. De igual forma, un 10% de los pacientes que han sido portadores de COVID-19, no recuperan estos sentidos nunca.

En caso de que la pérdida de estos sentidos se mantenga 3 semanas posteriores a la superación del virus, se recomienda acudir al otorrinolaringólogo y establecer terapia de rehabilitación.

En algunas ocasiones, se puede utilizar una muestra de olores más o menos concentrados y acercar para olfatear.

Para recuperar el sentido del gusto, lo primero que se debe detectar es el origen de este padecimiento. En caso de que sea provocado por medicamentos, se requiere que se modifique el tratamiento y se utilice otra sustancia.

En muchas ocasiones, el sentido del gusto regresa de forma espontánea. Sin embargo, puede buscar ingerir alimentos cuyas texturas y colores sean diferentes, cocinar con hierbas de olor o especia, condimentos y procure no mezclar los sabores.