Saltar al contenido

Ritmo cardiaco normal: Qué es y qué influye en él

Ritmo cardiaco normal: Qué es

El ritmo cardiaco o frecuencia cardiaca se define como el número de veces que late el corazón en un lapso de un minuto. La cantidad normal de latidos o del ritmo cardiaco en un adulto es de 60 a 100 pulsaciones por minuto en estado de reposo.

Durante el día, el ritmo cardiaco puede variar dependiendo de las actividades que llevemos a cabo, siendo menor cuando estamos dormidos y mayor cuando realizamos ejercicio o estamos en situaciones de estrés.

Existen, además otros factores que determinan la frecuencia cardiaca, como la edad, medicamentos, emociones, etcétera.

¿Qué es el ritmo cardiaco?

El corazón bombea sangre a todo el cuerpo para proporcionarle oxígeno, nutrientes y transportar los desechos, cuando existen número bajo o alto en el ritmo cardiaco, es señal de que existe un problema con el funcionamiento del órgano, lo cual puede derivar en problemas cardiacos que ponen en peligro la vida.

El ritmo cardiaco es la cantidad de veces que late el corazón en 60 segundos.

Además de revisar el número de latidos por minuto, también es importante analizar el ritmo de esos latidos, ya que latidos irregulares también pueden ser síntoma de una afección grave.

Si bien la medida normal es de 60 a 100 latidos por minuto, la frecuencia cardiaca puede verse afectada por factores como el ejercicio físico, por ejemplo, un atleta bien entrenado puede alcanzar hasta 40 latidos por minuto en estado de reposo. Esto significa que su corazón requiere menos latidos para bombear de manera eficiente la sangre a todo el cuerpo.

Ritmo cardiaco normal

La frecuencia cardiaca cambia durante los primeros 10 años de vida, después de ese momento, se estabiliza y es cuando se puede establecer como un punto normal.

Si bien tener de 60 a 100 latidos por minuto es lo convencional, una persona puede presentar valores un poco más arriba o más abajo que no representan ningún riesgo.

Para una persona en reposo, estos son los valores que consideran normales:

Edad Frecuencia cardíaca normal (ppm)
Hasta 1 mes 70 a 190
De 1 a 11 meses 80 a 160
De 1 a 2 años 80 a 130
De 3 a 4 años 80 a 120
De 5 a 6 años 75 a 115
De 7 a 9 años 70 a 110
Más de 10 años 60 a 100

Para los casos en que una persona se encuentre realizando actividad física, es natural que la frecuencia cardiaca que se considere normal sea más elevada, ya que el corazón necesita transportar más oxígeno y energía al cuerpo.

Recordemos que entre mayor ejercicio se haga, el corazón se fortalece y se hace más eficiente en su trabajo de bombear sangre.

La cantidad de latidos máximos por minuto en actividad física se establece en 220 menos la edad de la persona; por ejemplo, si una mujer tiene 50 años, al realizar una actividad física intensa, su ritmo cardiaco no debe pasar los 170 latidos por minuto.

En la siguiente tabla se muestran los valores normales de ritmo cardiaco en actividad física:

Años Zona de ritmo cardíaco objetivo en un 50 a 85 por ciento de esfuerzo (ppm) Frecuencia cardíaca máxima promedio al 100 por ciento de esfuerzo (ppm)
20 100 a 170 200
30 95 a 162 190
35 93 a 157 185
40 90 a 153 180
45 88 a 149 175
50 85 a 145 170
55 83 a 140 165
60 80 a 136 160
65 78 a 132 155
70 75 a 128 150

Ritmo cardiaco alto

A la frecuencia cardiaca alta se le denomina taquicardia y se presenta cuando existen más de 100 latidos por minuto. La taquicardia puede causar insuficiencia cardiaca, paro cardiaco repentino o un accidente cardiovascular.

Entre las causas de este padecimiento están afecciones que alteran la forma en que controlan los bombeos del corazón como son la anemia, la cafeína, el alcohol, la fiebre, la hiper o hipotensión, etcétera.

Cuando se sufre de taquicardia, se pueden presentar los siguientes síntomas:

  • Dolor en el pecho.
  • Falta de aire.
  • Pulso acelerado.
  • Confusión.
  • Desmayos.

Ritmo cardiaco bajo

A la frecuencia cardiaca baja se le denomina bradicardia y se presenta cuando existen menos de 60 latidos por minuto.

Entre las causas de este padecimiento están afecciones que alteran la forma en que controlan los bombeos del corazón como son daño del tejido cardiaco por vejez o enfermedades, infecciones del tejido cardiaco, hipotiroidismo, apnea obstructiva del sueño o fiebre.

Cuando se sufre de bradicardia, se pueden presentar los siguientes síntomas:

  • Mareos.
  • Fatiga.
  • Dolor en el pecho.
  • Dificultad para respirar.
  • Confusiones.
  • Cansancio rápido.

¿Qué influye en la frecuencia cardiaca?

Como le hemos comentado, la frecuencia cardiaca está supeditada a factores externo e internos, como son:

  • Edad,
  • Toma de medicamentos.
  • Emociones.
  • Ser fumador.
  • La actividad física.
  • Temperatura del aire.
  • Posición del cuerpo.
  • Tener enfermedades como diabetes, alteraciones cardiovasculares, colesterol alto, etcétera.