Saltar al contenido

Remedios para quitar las ojeras

¿Cómo quitar las ojeras?

Tener ojeras no da el mejor aspecto a tu rostro, esas pequeñas marcas obscuras denotan cansancio o estrés, por lo cual, para triunfar en el día a día, es necesario eliminarlas.

Las ojeras tienen origen vascular, por lo cual, cuando existen mayor cantidad de vasos sanguíneos debajo de los ojos, aparecen las ojeras. Al dormir tarde, por ejemplo, tener tanto tiempo los ojos abiertos ocasiona una congestión vascular.

La zona del contorno de los ojos es piel muy sensible y fina, por lo cual, nuestros hábitos muy probablemente serán reflejados por ahí; recordemos que alrededor de los ojos es de los primeros lugares en manifestar los estragos de la edad o el cansancio.

Para solucionar las ojeras o bolsas de los ojos y decirles adiós a esas manchas negras, te dejamos algunas de las mejores soluciones.

¿Cómo quitar las ojeras?

La papa y el pepino

Empecemos con un clásico. Todos hemos visto en alguna parte el uso de rodajas de pepino o papa sobre los ojos para darle solución a las ojeras. Si bien, su efectividad es poca, sí ayuda a reducir la inflamación e hidratar la piel que rodea a los ojos. Es bueno saber que la papa es una buena fuente de vitamina C y minerales, mientras que el pepino de vitamina E, por lo cual, no tendrá desperdicio utilizar estas opciones.

Recuerda meter el pepino y la papa al refrigerador hasta que estén fríos y colocar las rodajas que cortes sobre la piel limpia. Déjalos por 15 minutos y ve cambiando de rodajas cada vez que éstas de calienten.

Té de manzanilla

Otro clásico que se puede ocupar a la hora de tratar las ojeras. La manzanilla es eficaz para reducir inflamaciones, además de que es capaz de remover impurezas en la piel. Cuando se aplica, calma la piel fina del contorno de los ojos y la desinflama.

Es tan fácil como preparar un poco de té con ayuda de un sobre, déjalo reposar hasta que se enfríe y después impregna un algodón con la infusión. Coloca un algodón en cada ojo por un periodo de 15 minutos aproximadamente.

El frío de la cuchara

Si te despiertas y notas las ojeras al verte al espejo, puedes también optar por la solución de la cuchara fría. Se conoce que le frío tensa la piel, por lo cual, ayudará a estirar esa zona y darle una apariencia menos negra u obscura.

Tienes que meter por unos minutos un par de cucharas al congelador y después con la parte redonda de éstas, dar un suave masaje desde la punta del lagrima hacia la parte externa del ojo o, simplemente, sólo ponlas sobre los ojos hasta que se calienten. Puedes repetir esto un par de veces.

Alimentación e hidratación

Es claro que mantener una buena alimentación, hacer ejercicio y tomar mucha agua mantendrá a tu piel en el mejor estado. Comer alimentos ricos en hierro como las carnes rojas, ingerir vitamina C por medio de las frutas y antioxidantes, harán que sea más difícil la aparición de ojeras.

Asimismo, el consumo de sal debe reducirse drásticamente. Recordemos que la sal hace que se retengan líquidos, causando hinchazón. Por otro lado, también el alcohol puede ser un enemigo, ya que causa deshidratación, originando las ojeras.

Menos TV / celulares y más dormir

En el mundo moderno es difícil no estar frente a una pantalla casi todo el día, sin embargo, cuando sometemos nuestros ojos a este ritmo, puede también ocasionar esas molestas manchas debajo de los ojos.

La sugerencia es intentar pasar menos tiempo frente a las pantallas y dormir por lo menos 7 a 8 horas al día. Recuerda que dormir bien también mejora tu estado de ánimo y mejora tu sistema inmunológico.

No exponerse al sol

Cuando las ojeras tienen un color café o marrón, es muy probable que sean por la exposición al sol. Es por ello, que se debe cuidar esto usando lentes de sol cada vez que se salga a la calle. De igual manera, nunca está de más usar bloqueador solar.

Maquillaje

Sin duda, la industria de la belleza tiene un buen número de soluciones para tratar las ojeras. El uso de delineadores o correctores es ampliamente difundido y sí funcionan.

Al elegir un delineador, se deben revisar los ingredientes, siempre buscando que contengan elementos para la hidratación y el cuidado de la piel. También se sugiere tenerlos en el refrigerador para que el efecto del frío ofrezca mejores resultados.