Saltar al contenido

Propiedades y beneficios del curcuma 

La cúrcuma es una especia aromática que se puede utilizar de distintas maneras, generalmente se usa en la cocina para dar sabor a diferentes platos, pero la medicina natural no ignora sus propiedades y beneficios para la salud.

Se caracteriza por su peculiar color amarillo intenso, la curcuma proviene de la raíz anaranjada de una planta herbácea de la familia de las “zingiberáceas” en India e Indonesia.

Propiedades del curcuma

Los compuestos de curcumina en la cúrcuma (curcumina, demetoxicurcumina y bisdemetoxicurcumina) tienen un valor medicinal muy bueno.

Sus aceites volátiles (turmerona, atlantona y zingibereno), proteína, resina y azúcar también contribuyen a su poder curativo. También contiene fibra dietética, vitaminas C, E y K, niacina, sodio, calcio, potasio, cobre, magnesio, hierro y zinc.

Beneficios del curcuma

Sirve para aliviar el malestar estomacal

La cúrcuma es un remedio natural muy eficaz para las molestias estomacales. Al tener propiedades antiinflamatorias, puede prevenir la acidez y aliviar la acidez y las enfermedades digestivas en general.

Se recomienda para personas con poco apetito, indigestión, gastritis o digestión lenta. Los ingredientes activos de esta especia son beneficiosos para la producción de jugo gástrico y pancreático, ayudando así a equilibrar el pH de estos órganos.

También se recomienda evitar los gases que se desarrollan en los intestinos. Al ser carminativo, previene las flatulencias y los cólicos intestinales y está recomendado para atonía de estómago. Cabe destacar que se debe consumir la cantidad correcta, ya que un consumo excesivo es contraproducente

Tratar la enfermedad del hígado

La cúrcuma es un excelente tónico biliar gracias a la curcumina. Incluso el resto de sus componentes hepatoprotectores actúan como adyuvante para eliminar los cálculos en la vesícula biliar y promover el drenaje del hígado. Debido a que tiene propiedades antiinflamatorias, se recomienda para personas con ictericia, cirrosis y trastornos de la vesícula biliar.

Ayuda a tratar y prevenir el cáncer.

El rizoma de esta planta contiene al menos diez componentes anticancerígenos, que incluyen curcumina y betacarotenos. Estos elementos tienen propiedades protectoras contra varios tipos de cáncer, incluidos el cáncer de colon, piel, mama y duodenal.

Así como también ayuda mucho al cuerpo a resistir los efectos de los fármacos debilitantes y de los tratamientos potentes como la quimioterapia.

Es un poderoso agente antiinflamatorio.

Los curcuminoides de la cúrcuma le otorgan excelentes propiedades antiinflamatorias y se vuelven casi tan efectivos como algunos medicamentos antiinflamatorios, pero sin sus efectos secundarios.

Por este motivo, se recomienda para afecciones en las que exista inflamación, como irregularidades menstruales, enfermedad de Crohn, enfermedad intestinal, síndrome del intestino irritable, colitis, artritis, síndrome del túnel carpiano, obesidad, etc.

Prevenir enfermedades cardiovasculares

la cúrcuma gracias a  propiedades cardioprotectoras, ayuda a  regular,  tratar y prevenir el riesgo de enfermedades cardíacas.

Además ayuda a reducir el colesterol malo y los triglicéridos. Sugieren que, además de una dieta saludable, los alimentos naturales y bajos en grasa también deben aromatizar con cúrcuma para prevenir de forma natural enfermedades cardiovasculares, como los ataques cardíacos.

Utilizado como antidepresivo natural.

la cúrcuma se utiliza  para tratar la depresión, la tristeza y la desgracia en la cultura china desde hace ya muchos años. El extracto de cúrcuma o el mismo polvo de cúrcuma pueden estimular el sistema nervioso, activar el sistema inmunológico y despertar emociones.

Esto es ideal para reducir los niveles de estrés, ya que aumenta el contenido de serotonina. Por lo tanto, se usa ampliamente para personas que sufren de depresión estacional o de mal humor y otras enfermedades relacionadas.