Saltar al contenido

Omega 3, 6 y 9: ¿Qué es y para qué sirven?

Omega 3, 6 y 9: ¿Qué es y para qué sirve?

Se trata de ácidos grasos que no se pueden producir por el cuerpo humano. Estos ácidos promueven diferentes beneficios cardiovasculares, como disminuir el colesterol, los triglicéridos y reducen tensión sanguínea.

¿Cuáles son los beneficios del Omega 3, 6 y 9?

Algunos de los beneficios que se puede obtener a través de la ingesta de Omega 3, 6 y 9 son:

  • Promueven la sensación de saciedad.
  • Fomenta la pérdida de peso.
  • Mejora procesos cognitivos como concentración y memoria.
  • Previene padecimientos cardiovasculares, como infartos o accidente cerebrovascular (ACV).
  • Cuenta con efectos de prevención de diabetes.
  • Regula los niveles de colesterol malo y colesterol bueno.
  • Funciona como profilaxis para la osteoporosis.
  • Promueve la estabilidad emocional.
  • Promueve la regeneración de la piel y se encarga de mantenerla en buen estado.
  • Apoya a las funciones del sistema inmunológico.
  • Previene algunos tipos de cáncer-
  • Cuenta con efectos antiinflamatorios.

¿Qué alimentos cuentan con omega 3, 6 y 9?

El Omega 3 se encarga de la prevención de padecimientos cardiovasculares, debido a que disminuye los triglicéridos plasmáticos. Asimismo, se encarga de reducir el colesterol malo y aumentar el colesterol bueno.

De igual forma, el Omega 3 se enfoca en el correcto funcionamiento del sistema inmunológico y se encarga de prevenir inflamaciones en el sistema óseo y en el sistema digestivo, al mismo tiempo promueve la regeneración de la piel.

En el caso del Omega 3, se encuentra presente en los pescados y mariscos como el salmón, atún, caballa, sardina o anguila. También está presente en el aceite de olivo, algunos productos cárnicos, embuditos, lácteos, huevos y semillas de lino, chía y nuez.

El cuerpo humano requiere de Omega 6 para el proceso metabólico y aporta nutrientes al sistema óseo y al sistema tegumentario. Este tipo de Omega se encarga de prevenir enfermedades cardiovasculares, pues se encarga de disminuir el colesterol.

El Omega 6 está presente en semillas como girasol, maíz y sésamo, así como en los aceites derivados de estas semillas. También está presente en frutos secos como cacahuates, almendras, piñones, nueces, avellanas y pistaches. De igual forma, están presentes en algunos cereales y en los productos cárnicos.

El Omega 9 o ácido oleico, se encarga de equilibrar los niveles de colesterol malo y colesterol bueno, por lo que cuenta como auxiliar ante arteriosclerosis o enfermedades relacionadas. Este tipo de omega está presente en el aceite de oliva, aguacate, en algunos frutos secos, como almendras, avellanas, pistaches, aceite de canola, palma o cacahuate.