Saltar al contenido

Moringa: ¿Qué es y para qué sirve?

Moringa: ¿Qué es y para qué sirve?

La moringa es una planta originaria de la India y Pakistán la cual, debido a su gran contenido de vitaminas, minerales, proteínas, aminoácidos y antioxidantes, es útil para regular la glucosa en sangre, coadyuva a perder peso, la ansiedad y demás.

Emparentada con el rábano, el mastuerzo, la papaya y la col; la moringa o marango ha tenido un auge de popularidad en lo últimos años, ya que su accesible siembra y aprovechamiento de todas sus partes (raíz, hojas, corteza, semillas, flores), lo hacen una propuesta valiosa para mejorar la salud a bajos costos.

El nombre formal o científico de la moringa es Moringa oleífera y es un árbol grande con frutos llamativos que parecen palos de tambor. Actualmente, se puede conseguir en partes naturales para cocinar, hacer en té o ya procesado en suplementos alimenticios.

Beneficios de la moringa

Como se ha señalado, esta planta contiene altos niveles de elementos benéficos para la salud. Es común que se le conozca como una planta medicinal.

Entre las propiedades encontradas en la moringa están las antiinflamatorias, antihistamínicas, antioxidantes, antibacterianas, emolientes, hipoglucemiantes y antifúngicas. Debido a esto, entre los beneficios que podemos encontrar con ella, están:

Antioxidante

Al tener una gran cantidad de antioxidantes, se favorece la ralentización del efecto de los radicales libres, con lo cual, el envejecimiento es menos rápido. Asimismo, esto puede ayudar a prevenir el desarrollo de cáncer.

Reduce el azúcar

Si bien todavía no está del todo comprobado, se puede comentar sobre su propiedad hipoglucemiante, la cual ayuda a regular los niveles de glucosa en sangre, por lo cual, es útil para prevenir el desarrollo de diabetes o si ya se tiene, a estar en niveles óptimos.

Reduce la inflamación

Tomar moringa en té puede ser útil para mejorar la digestión, ya que es capaz de desinflamar el sistema digestivo. Por ello, puede ser útil en casos de gastritis, colitis ulcerosa y gastroenteritis.

Asimismo, puede usarse para aliviar el estreñimiento y los espasmos.

Regula la presión arterial

Gracias a su contenido de flavonoides, tocoferoles y polifenoles, al tomar moringa se pueden dilatar los vasos sanguíneos, lo cual se traduce en una mejor circulación y una estabilidad en la presión.

Contra las alergias

Los usos de la moringa se extienden al plano de las alergias, ya que ayuda a desinflamar las mucosas del aparato respiratorio, las cuales se alteran en casos de alergia alimentaria, bronquitis, o alergias respiratorias.

Combate la anemia y refuerza el sistema inmune

Gracias a sus altos contenidos de vitaminas A, B1, B2, B3, B6, C y E, minerales como el hierro y proteínas, la moringa es apta para aquellas personas que padecen anemia por deficiencia de hierro y ayuda a reforzar el sistema inmune.

¿Cómo tomar la moringa?

Es natural que se use la moringa para cocinar, las hojas se pueden usar en ensaladas, usar como condimento para dar un suave sabor picante, hacer jugos o usar su aceita.

Asimismo, se puede realizar el famoso té de moringa, el cual se realiza con 2 gramos de las hojas puestas en agua a hervir. Se puede endulzar con miel.

Cuando se adquiere en polvo, se puede diluir en agua para hacer el mismo té o agregarlo a algún jugo.

En cuanto a las semillas, se sugiere tomar 2 o 3 al día con un vaso de agua. Primero se debe quitar la cáscara.

En su presentación en cápsulas, es decir, como suplemento alimenticio, la dosis variará dependiendo del gramaje que contengan.

Se sugiere que la dosis diaria no exceda los 3 gramos.

Contraindicaciones de la moringa

Como cualquier otra sustancia, la ingesta de la moringa debe realizarse con medida. Asimismo, se debe cuidar cuánto se consume en los siguientes casos:

  • Embarazo y lactancia.
  • Personas que sufren de hipoglucemia.

Efectos secundarios de la moringa

Si bien, se ha hablado sobre la seguridad en dosis moderadas, la moringa puede presentar los siguientes problemas:

  • Insomnio si se toma antes de la hora de dormir.
  • Ligero efecto laxante.
  • Acidez gástrica.