Saltar al contenido

Metformina para adelgazar

La metformina, que se usa para bajar de peso, es un fármaco antidiabético que reduce los niveles altos de azúcar en la sangre pero no causa hipoglucemia.

También puede controlar la cantidad de glucosa que el cuerpo absorbe de los alimentos y la cantidad de glucosa producida por el hígado, promoviendo así su almacenamiento como glucógeno.

Sin embargo, a pesar de su propósito principal, muchas personas con diabetes tipo 2 todavía usan metformina para otros propósitos, como mejorar la infertilidad causada por ovarios poliquísticos, enfermedades neoplásicas y pérdida de peso.

¿Qué es la Metformina y para qué sirve?

La función principal de la metformina es mejorar la respuesta de la insulina en el cuerpo. Puede usarse para controlar la diabetes porque no solo reduce la absorción de azúcar en el intestino, sino que también reduce la producción y liberación de glucosa.

La metformina también se puede usar para tratar otras enfermedades, como el síndrome de ovario poliquístico. Tiene un efecto positivo en las personas obesas y reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular en pacientes con enfermedad coronaria.

En la actualidad, la metformina se ha convertido en el fármaco más utilizado para el tratamiento de la diabetes tipo 2, aunque también es eficaz para ciertos pacientes con diabetes tipo 1 resistente a la insulina.

¿Cuáles son las mejores pastillas para bajar de peso?

Hoy en día, siempre que tengas una dieta equilibrada y ejercicio físico diario, tienes muchas opciones para bajar de peso. Aquí tienes algunas opciones:

  • Amsafast: inhibe la absorción de grasa en el intestino
  • Orlistat: inhibe la lipasa pancreática y previene la absorción de triglicéridos (grasas)
  • Redotex: puede suprimir el apetito, quemar grasa, mejorar el metabolismo y desintoxicar

Presentación de Metformina

Generalmente, la metformina para adelgazar se puede encontrar en cajas que contienen 30 comprimidos de 1 g, 500, 750, 850 y 1000 mg.

En México también se puede encontrar bajo la versión genérica o los siguientes nombres comerciales: Dinorax, Metixor, Ficonax, Anglucid, Apozemia, Glunovag y PreDial Plus.

Mecanismo de acción de la Metformina para adelgazar

Entre los diversos efectos causados ​​por el consumo de metformina, destacan la pérdida de apetito, el aumento de la oxidación de grasas y la conversión de tejido graso en tejido fino.

Sin embargo, su verdadero efecto está relacionado con la insulina, que también es una hormona del páncreas que envía señales al cerebro para hacer que el cuerpo humano tenga hambre y ordena a las células grasas que controlen la producción de grasa abdominal.

Por tanto, la metformina sí puede ayudar a adelgazar, aunque esta no es una respuesta que todos los pacientes puedan aceptar, porque depende del tipo de obesidad y del físico de cada persona.

Además, esta no es una solución a corto plazo, normalmente los resultados se pueden obtener al cabo de 1 o 2 años, pero la premisa es una dieta equilibrada y ejercicio físico diario.

¿Cómo tomar Metformina para adelgazar?

Modo de administración: oral.

Dosis para adultos: 1 comprimido de 500 mg u 850 mg, 2 veces al día, con o sin alimentos. Aumente gradualmente a 3 veces al día, pero no más de 3 gramos por día.

Es importante que la dosis recomendada sea indicativa y siempre debes consultar a tu médico antes de tomar metformina, ya que este medicamento no es solo para bajar de peso.

¿En qué momento debe tomarse la Metformina?

Debe tomarse durante o inmediatamente después de una comida para reducir las reacciones adversas intestinales habituales, que pueden ser: náuseas, vómitos, dolor abdominal, flatulencia o diarrea.

Del mismo modo, son comunes los calambres musculares, la fatiga o la debilidad excesiva. Si tiene alguno de estos síntomas, consulte a su médico de inmediato.

Contraindicaciones y advertencias de Metformina

La metformina está contraindicada en pacientes mayores de 80 años que padecen las siguientes enfermedades:

  • Hipoglucemia
  • Daño al corazón
  • Alcoholismo crónico
  • Enfermedad hepática conocida
  • Pacientes con antecedentes de acidosis láctica
  • Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)
  • Insuficiencia renal y / o función renal anormal
  • Hipersensibilidad conocida a los ingredientes de la fórmula.
  • Acidosis metabólica, incluida cetoacidosis diabética con o sin coma
  • consideración:
  • No usar durante el embarazo o la lactancia.
  • La metformina se asocia con el riesgo de acidosis láctica, que puede ser fatal para pacientes con enfermedad hepática, cardiopatía, EPOC o cualquier tipo de acidosis láctica.
  • Los pacientes con diabetes tipo 2 que tienen fiebre, cirugía, traumatismo o infección sistémica pueden necesitar suspender los hipoglucemiantes orales y cambiar temporalmente a la terapia con insulina.

Efectos secundarios de Metformina

Este medicamento puede tener efectos secundarios, aunque no todo el mundo puede sufrirlos, como:

  • Diarrea
  • náuseas
  •  vómitos
  • Flatulencia
  •  sabor metálico
  • anorexia.
  • Acidosis láctica
  •  vasculitis
  •  neumonía.
  • Cansancio
  •  fiebre
  • hinchazón

Es importante destacar que estos síntomas suelen ser de corta duración y se aliviarán durante el tratamiento, pero si empeoran o persisten, consulte a un médico.