Saltar al contenido

Manchas blancas en las uñas: Qué son, porqué salen, tratamiento

Manchas blancas en las uñas: Qué son, porqué salen, tratamiento

Las uñas están formadas están formadas de queratina, calcio, agua, azufre, lípidos y mucopolisacáridos; suelen crecer de 0.5 a 1.2 mm a la semana en condiciones saludables. A través de ellas, al igual que del cabello o la piel, podemos observar nuestro estado de salud.

Una uña saludable es de color rosado opaco y con presencia de una media luna color blanco en la base, conocida como lúnula (ésta tiende a desaparecer en la vejez).

Cuando aparecen manchas, estrías, fisuras o alguna otra alteración, estamos frente a una infección causada por hongos, bacterias o virus; deficiencia de vitaminas o resultados de traumatismos, por decir algunas causas.

Por lo anterior, es importante estar al tanto de cómo lucen nuestras uñas y acudir al médico ante cualquier cambio.

¿Qué son las uñas blancas?

Las manchas blancas en las uñas suelen ser producto de una alteración inocua llamada leuconiquia, la cual se describe como la pérdida de la transparencia de la lámina ungueal y es sustituida por un color blanco.

En casos extremos donde las manchas ocupan la mayor parte de la uña y en la mayoría de ellas, es posible que se trate de un síntoma de una enfermedad renal, hepática o de la piel.

¿Por qué salen las manchas blancas en las uñas?

Entre las causas más comunes para el surgimiento de estas manchas, están:

  • Traumatismos repetidos, golpes mientras está creciendo la uña.
  • Daño a la uña con productos de limpieza como jabones.
  • Lesiones a la uña por morderla.
  • Proceso de manicure demasiado agresivos.
  • Posible deficiencia de zinc o albúmina.
  • Puede ser síntoma de enfermedades renales, hepáticas o de la piel.

Tipos de leuconiquia

Existen dos tipos de leuconiquia: verdadera y aparente.

Verdadera

Se refiere a la aparición de manchas en la lámina ungueal, es decir, en la uña.

En esta categoría, podemos encontrar 3 tipos:

Leuconiquia transversal: Se observan múltiples líneas paralelas blancas y opacas. Es frecuente en manos de mujeres y suele deberse a traumatismos en la matriz secundarios a la manicura. También puede ocurrir en las uñas de los pies por traumatismos del calzado.

Leuconiquia punteada: Se observan pequeños puntos blanquecinos que se mueven en dirección distal según crece la uña. Suelen causarla los traumatismos. Es más frecuente en niños.

Leuconiquia difusa: Toda o casi toda la uña tiene un aspecto blanco y opaco. La leuconiquia total es infrecuente y en ocasiones es hereditaria. Se ha descrito en relación con colitis ulcerosa, cirrosis hepática y lepra.

Aparente

Se refiere a la aparición de manchas blancas no en la lámina ungueal o la uña, sino en el lecho ungueal, donde descansa la uña. Se caracteriza que, al presionar la zona, el color blanco desaparece. En síntoma de enfermedades sistémicas o tratamiento de quimioterapia.

En esta categoría, podemos encontrar 3 tipos:

Uñas de Terry: Las uñas de Terry son un signo de cirrosis leve que aparece hasta en el 82% de los pacientes.

Uñas de Muehrcke: Se asocia con síndrome nefrótico, glomerulonefritis, enfermedad hepática, desnutrición.

Uñas mitad y mitad: La leuconiquia afecta a la mitad proximal de la uña. Se las observa en un 10% de los pacientes con enfermedad renal crónica.

Tratamiento

El tratamiento para la leuconiquia dependerá el origen de la misma. Si se presenta de forma verdadera, es decir, en la uña, es posible que sane sola mientras vaya creciendo la uña de nuevo.

Se debe evitar la exposición a sustancias que dañen las uñas, así como a traumatismos en manos o en pies con los zapatos o practicando algún deporte.

Respecto al caso aparente, donde aparecen las manchas en el lecho ungueal, se debe revisar su etiología, atendiendo los problemas renales o hepáticos que el paciente pueda tener.

Onicorrexis

Otro de los problemas que pueden tener las uñas es la onicorrexis, la cual es la aparición de surcos, estriaciones o fisuras longitudinales o transversales en las uñas; asimismo, estas roturas se acompañan de un aspecto opaco y seco de las uñas.

Entre las causas más comunes que desarrollan la onicorrexis, son:

  • Falta de vitaminas como A, B6, B7, B12, C y D.
  • Deficiencia de hierro.
  • Enfermedades dermatológicas como psoriasis, liquen plano, alopecia areata, eccemas, hiperhidrosis, etcétera.
  • Medicamentos como AINEs, inmunosupresores, antipalúdicos, heparina, tiazidas, etcétera.
  • Envejecimiento.
  • Ser de sexo femenino.
  • Enfermedades dermatológicas inflamatorias, tumorales o infecciosas.
  • Enfermedades sistémicas como insuficiencia renal, diabetes, anemia hipocrómica, anorexia nerviosa, VIH, osteoporosis, neuropatía periférica, etcétera.
  • Alteraciones vasculares periféricas.
  • Sustancias químicas como jabones, solventes o cualquier otro producto que afecte la composición de la uña.
  • Golpes repetidos.

Siempre acude con tu dermatólogo para revisar el estado de salud de tus uñas.