Saltar al contenido

Jengibre: ¿Para qué sirve?

Jengibre: ¿Para qué sirve?

El jengibre es una planta con un sabor picante fuerte que además de ser ocupado en el campo de la gastronomía, tiene múltiples beneficios a la salud. El jengibre es rico en antioxidantes, vitaminas y  minerales.

Esta raíz, familiar de la cúrcuma y el cardomomo, es proveniente de China y, en la parte medicinal, se ha ocupado durante décadas para combatir la náusea, reforzar el sistema inmune, reducir el dolor de articulaciones, entre otras propiedades que más abajo mencionaremos.

El jengibre se puede ocupar como condimento a comidas, tomarse como té, hacer galletas o, simplemente, tomarse en cápsulas como suplemento alimenticio.

El jengibre tiene propiedades analgésicas, anticoagulantes, astringentes, antiinflamatorias, antioxidantes, digestivas y antitusivas.

Beneficios del jengibre

Entre las propiedades más importantes que se pueden mencionar del jengibre, están las siguientes:

Tiene función antioxidante

A lo largo de los años se ha reafirmado la propiedad antioxidante del jengibre, la cual, es capaz de ralentizar el envejecimiento de las células en el cuerpo y prevenir el desarrollo de cáncer.

Ciertos estudios indican que el jengibre puede ser efectivo para tratar, de manera conjunta con otras sustancias, el cáncer mama, páncreas u ovarios.

Mejora la digestión

Cuando una persona padece de indigestión o dispepsia, tomar un té de jengibre le puede ayudar a reducir tales molestias, ya que se sabe que acelera el vaciado del estómago.

Asimismo, el jengibre estimula la producción de saliva y bilis y reduce las contracciones del estómago mientras la comida avanza por él.

Lo anterior relaja el sistema digestivo, dando una sensación de alivio y reduciendo una posible hinchazón. Es por ello que el jengibre también es relacionado con la pérdida de peso.

Alivia la náusea

Un remedio casero por excelencia para las náuseas por movimiento es el masticar jengibre crudo o tomarlo en té.

En los casos de náuseas debido a embarazo o quimioterapia, también puede ser útil, pero antes de consumirlo, un médico debe determinar la seguridad de la dosis y el caso particular para cada paciente.

Hay que aclarar que el jengibre no puede aliviar el vómito.

Reduce la inflamación

Por sus propiedades antinflamatorias, el jengibre es capaz de colaborar en el alivio de la hinchazón provocada por enfermedades como la osteoartritis.

Estudios han complementado esta información detallando que la combinación de jengibre, canela, lentisco y aceite de sésamo usado de manera tópica, ayuda a reducir las molestias de dicha enfermedad.

Reduce el dolor

Se ha demostrado que quien toma jengibre después del ejercicio físico o, incluso, durante el periodo menstrual (cólicos), tienen una reducción en el dolor que estos provocan.

Reduce colesterol

Es bien sabido que el jengibre es capaz de reducir los niveles de colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL por sus siglas en inglés), el cual es el llamado el colesterol malo. La reducción de este tipo de lípido, mejora la salud cardiovascular.

Asimismo, el jengibre reduce el riesgo de coagulación de la sangre, ya que hace a la sangre más “líquida”.

¿Cómo tomar jengibre?

La forma más popular de consumir esta raíz es la forma de té, sin embargo, se pueden masticar pequeños trozos o agregar pequeñas cantidades ralladas a los alimentos para darles un toque de sabor fuerte.

Revisemos algunas formas de ingerir jengibre.

Té de jengibre

Es tan fácil como

  • Poner a hervir medo de litro de agua.
  • Corta en pequeñas partes el jengibre. No olvides lavarlo bien antes de usarlo.
  • Cuando el agua esté hirviendo, agrega las rodajas o pedazos del jengibre.
  • Déjalo en el fuego por 15 o 20 minutos.
  • Deja reposar y después cuela el líquido.
  • Puedes añadir miel y limón para darle un mejor sabor.

Suplementos con jengibre

En el mercado se pueden hallar muchas marcas y presentaciones que contienen jengibre. Tomarlo de esta manera puede ser más práctico para muchas personas. Entre algunos productos que puedes hallar, están:

  • Rivertax.
  • Avelit Superfoods Jengibre En Polvo.
  • Bio-Dyn Detox.
  • Humar Tizana De Jengibre Orgánico.
  • Vonille Extracto De Jengibre.

Galletas de jengibre

Otra de forma de ingerir el jengibre es en forma de galletas, las cuales, además de ser saludables, son todo un clásico muy atractivo para niños y adultos. La forma de prepararlas es la siguiente:

Ingredientes

  • 1 cucharada de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de jengibre molido
  • 1 huevo grande
  • 1 taza de azúcar moreno
  • 1 taza de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1/2 taza de miel o melaza
  • 1/4 cucharadita de clavo molido
  • 2 cucharaditas de canela molida
  • 4 tazas de harina

Preparación

  • Se mezclan la harina, el jengibre, la canela, el clavo y la levadura.
  • Se bate la mantequilla con la azúcar.
  • Se agrega a la mezcla anterior la miel y el huevo.
  • Se agrega la primera mezcla de polvos a esta segunda.
  • Se bate todo hasta tener una mezcla homogénea, no debe quedar muy pegajoso, de ser así, se agrega más harina.
  • Se coloca la masa en una bolsa o recipiente sellado y se deja reposar a temperatura ambiente por 2 horas mínimo y 6 horas máximo.
  • Una vez reposada, se estira la masa y si está muy pegajosa todavía, se puede poner en el refrigerador un rato hasta que tenga una consistencia más sólida que no se pegue al papel pergamino.
  • Una vez lista la masa, se cortan las figuras deseadas y se meten al horno a 180° por 11 a 15 minutos para piezas de gran tamaño y sólo 8 minutos para piezas pequeñas.

Consideraciones antes de tomar jengibre

Si bien es una raíz natural, se deben seguir ciertas restricciones para el consumo de este alimento y conocer los posibles efectos secundarios,

Contraindicaciones del jengibre

  • No consumir si se toman anticoagulantes.
  • Tomar bajo supervisión médica en embarazo y lactancia.
  • Precaución si se padece de cálculos biliares.

Reacciones secundarias del jengibre

  • Dolor de estómago.
  • Irritación en la boca.
  • Somnolencia cuando hay una sobredosis.
  • Empeorar el reflujo ácido.
  • Diarrea.