Saltar al contenido

Hemoglobina baja: ¿Qué es y cómo se trata?

Hemoglobina baja: ¿Qué es y cómo se trata?

La hemoglobina es una proteína que se encuentra dentro de los glóbulos rojos y se encarga de transportar por todo el cuerpo el oxígeno que entra al cuerpo. El oxígeno es necesario para el funcionamiento general del cuerpo.

Cuando existe un nivel bajo de hemoglobina significa que hay poco oxigeno entrando al cuerpo, lo cual genera una enfermedad llamada anemia.

Niveles normales de hemoglobina

Para determinar los niveles normales de hemoglobina en una persona, se utiliza una prueba de sangre. En ella, se revisa la cantidad de Hb (hemoglobina) que existe en los glóbulos rojos. La cantidad estándar es la siguiente:

  • Hombres: Igual o mayor a 13.5 g/dL.
  • Mujeres: Igual o mayor a 12 g/dL.
  • Niños: La cantidad es variable dependiendo de la edad.

Si un adulto tiene cantidades menores a las señaladas, se le puede diagnosticar anemia.

Nota: g/dL significa gramos por decilitro.

Causas de hemoglobina baja

Entre las principales razones por la que una persona puede presentar niveles bajos de hemoglobina, están:

  • Baja cantidad de hierro en sangre. Sustancia fundamental para la producción de glóbulos rojos.
  • Se producen menos glóbulos rojos.
  • Pérdida considerable de sangre.
  • Existe una enfermedad autoinmune que destruye los glóbulos rojos.
  • Padecer cáncer.
  • Medicamentos para el cáncer o antiretrovirales.
  • Enfermedad hepática.
  • Alteraciones en la tiroides.
  • Estar en periodo de menstruación o embarazo.

Consecuencias de la hemoglobina baja

Como se ha comentado, cuando una persona sufre de un nivel reducido de hemoglobina, padece de anemia.

La anemia tiene varios tipos, entre los más importantes están:

Anemia ferropénica: Ocurre cuando existe niveles bajos de hierro. La falta de hierro puede darse por: no ingerir una buena cantidad de alimentos con esta sustancia, el cuerpo no absorbe de manera correcta el hierro, el cuerpo no puede reponer a tiempo los glóbulos rojos o en el embarazo y la lactancia.

Anemia hemolítica: Consiste en la destrucción de los glóbulos rojos antes de su tiempo definido. Puede darse por infecciones, alteraciones genéticas, enfermedades autoinmunes y demás.

Anemia perniciosa: Ocurre cuando no se puede absorber de manera adecuada la vitamina B12.

Anemia aplásica: Se refiere a aquella en donde la médula ósea es incapaz de producir suficientes glóbulos rojos.

Síntomas de hemoglobina baja

Cuando una persona adulta tiene menos de 13.5 o 12 g/dL de Hb, puede tener las siguientes señales, las cuales son las de la anemia.

  • Piel pálida o amarillenta.
  • Mareos o aturdimiento.
  • Manos y pies fríos.
  • Latidos del corazón irregulares.
  • Fatiga.
  • Dolores de cabeza.
  • Dolor en el pecho.
  • Dificultad para respirar.
  • Debilidad.

Tratamiento

Cuando una persona es diagnosticada con anemia, se debe localizar de inmediato el origen de la deficiencia en los glóbulos rojos, según la etiología puede haber puede haber 4 formas para tratarla:

  • Transfusiones de sangre.
  • Fármacos que ayuden a regular al sistema inmune, impidiendo la destrucción de glóbulos rojos.
  • Reparar el déficit de hierro y vitamina B12 con alimentos ricos en ellos y suplementos alimenticios.