Saltar al contenido

Gordolobo: ¿Qué es y para qué sirve?

Gordolobo: ¿Qué es y para qué sirve?

El Gordolobo es una planta que crece en diferentes áreas del mundo, sin embargo, se puede encontrar muy fácilmente en México. Tanto los tallos como las hojas y flores se utilizan para hacer infusiones. Estas infusiones se utilizan, de forma común, en el tratamiento de problemas referentes a las vías respiratorias, como resfriados, gripe, amigdalitis, dolor de garganta, angina y catarro.

De igual forma, se utiliza en el tratamiento de asma y algunas alergias cuyos efectos involucren las vías respiratorias.

¿Cómo se prepara el té de Gordolobo?

Antes de iniciar a tomar té de Gordolobo, es necesario acudir al médico para que se proporcione un diagnóstico. De igual forma, se recomienda acudir con el personal apropiado para orientar respecto a la preparación de dicha infusión.

Para realizar una infusión, se requieren aproximadamente entre 20 y 30 gramos de flor de Gordolobo. Recuerde que es muy importante lavar y desinfectar las flores.

En un recipiente, ponga a hervir un litro de agua. Una vez que alcance el punto de ebullición, coloque las flores y deje que hierve un par de minutos. Retire del fuego y deje reposar 5 minutos. Puede tomar de dos a tres tazas al día.

¿Sólo se puede aplicar el Gordolobo como infusión?

Para nada. Al igual que cualquier otro producto naturista, el Gordolobo puede estar presente en varios productos, como cremas, jabones, pomadas, caramelos, entre otros. Dependiendo del tipo de producto, el Gordolobo va a actuar ante determinados padecimientos.

Si no quiere realizar infusión, puede machacar las hojas o las flores y aplicar en la piel a modo de pomada. Se puede mezclar con un poco de aceite de oliva o se puede aplicar la en compresas. El Gordolobo de uso tópico se puede aplicar en quemaduras leves o para reducir irritaciones.

¿Qué beneficios tiene el Gordolobo?

Como se mencionó con anterioridad, el Gordolobo se encarga de tratar afecciones referentes a las vías respiratorias, como gripe, asma, tos, alergia, fiebre alta, laringitis, neumonía, sinusitis, enfisema pulmonar, resfriado común, problemas de bronquios y pulmones. De igual forma, el uso tópico del Gordolobo puede disminuir eccemas, acné, forúnculos, dermatitis, granos, rash, ardor, entre otros padecimientos de la piel.

Asimismo, se encarga de reducir la comezón que se origina tras picaduras de insectos como pulga, garrapata o mosquito.

Contraindicaciones

No se debe administrar o aplicar Gordolobo en pacientes que sean hipersensibles a esta planta.

No se recomienda administrar o aplicar en niños menores a 12 años.

No administre Gordolobo en mujeres embarazadas o durante el periodo de lactancia. Se ha detectado que puede provocar efectos negativos al producto o lactante.

No se recomienda la administración en pacientes con padecimientos hepáticos.