Saltar al contenido

Glándulas de Tyson: Qué son, por qué salen, tratamiento

Glándulas de Tyson: Qué son, por qué salen, tratamiento

Las glándulas de Tyson, también conocidas como pápulas perladas, son pequeñas bolitas color blanca o carne que están en la zona alrededor del glande. Estas pequeñas protuberancias cumplen la función de lubricar el pene para realizar la penetración a la hora de las relaciones sexuales y pueden también liberar feromonas.

Si bien en muchos casos pasan desapercibidas, existen ocasiones en donde se hacen más notorias y producen una molestia estética en quien la padece o en sus parejas.

¿Por qué salen?

Como se ha comentado, la función de las glándulas de Tyson es la lubricación principalmente, por lo cual, siempre han estado ahí; no es que salgan de repente. Lo que sí puede suceder que es su tamaño sea mayor a medida que se presentan cambios hormonales, como en la pubertad y después reducir su presencia otra vez.

Hay que aclarar que las pápulas perladas no indican ningún tipo de enfermedad de transmisión sexual o de ningún otra como el virus del papiloma humano (VPH). Son normales y no afectan en ningún sentido las funciones del pene.

Existen estudios que indican que una de las causas en que estas glándulas se hacen más visibles, es por el factor genético, pero todavía no hay nada confirmado.

Por último, otro mito que existe en relación a la aparición de las glándulas de Tyson es por la falta de higiene. La falta de higiene puede provocar acumulación de esmegma y balanitis, pero no son la causa de su origen.

¿En cuánto tiempo se quitan?

Al ser una característica natural del cuerpo del hombre, las glándulas de Tyson estarán ahí para toda la vida. Pueden variar en su visibilidad según los cambios que vaya sufriendo el cuerpo, pero no desaparecerán.

En muchos hombres estas protuberancias nunca se notan, haciendo creer que no existen.

¿Cómo quitar las glándulas de Tyson?

Al ser una condición normal y benigna en los hombres, los médicos sugieren no realizar ningún tipo de tratamiento para eliminar las pápulas perladas. Sin embargo, para muchos hombres jóvenes o maduros, estos granitos afectan su autoestima y confianza a la hora de tener relaciones sexuales. Para éstos últimos, existe la opción de utilizar el láser CO2.

El láser CO2 es capaz de eliminar estas protuberancias de forma eficaz y rápida. El láser trabaja cortando y cauterizando. No deja marcas.

De igual manera, se puede utilizar la crioterapia, la cual consiste en congelar estas protuberancias con nitrógeno líquido. Una vez sólidas, pueden ser removidas fácilmente.

En ambos casos, el médico especialista debe analizar la situación del paciente y aconsejar la viabilidad de realizar esta cirugía estética.

Manchas de Fordyce

Al igual que las glándulas de Tyson, existe otra condición benigna que presenta “granitos”. Las manchas de Fordyce son pequeños granos que aparecen a lo largo del pene o escroto (también pueden presentarse en la vulva, labios o mucosa de la boca) y que pueden ser de color blanco, amarillo o rosa; no causan dolor.

Estas manchas son producto de depósitos inofensivos de sebo.

El tratamiento para poder eliminarlas consiste en la aplicación de cremas con tretinoína o el láser de CO2.