Saltar al contenido

Fosfatasa alcalina alta: Qué es y por qué se eleva

Fosfatasa alcalina alta: Qué es y por qué se eleva

La fosfatasa alcalina es un enzima que está presente en varios tejidos del cuerpo, como el riñón, intestino, hígado o huesos, teniendo su mayor concentración en las células hepáticas y óseas. Entre las principales funciones de esta enzima es su participación en la síntesis de proteínas de células y la calcificación de huesos.

Cuando se presentan niveles elevados de fosfatasa alcalina, es señal de fallas en el hígado o los huesos. Generalmente, se realiza una prueba de sangre cuando una persona tiene síntomas que indican problemas hepáticos u óseos y el especialista médico deberá confirmar el diagnóstico con otro tipo de evaluaciones.

Por otro lado, cuando se presentan niveles inferiores de fosfatasa alcalina, puede deberse a enfermedades óseas, desnutrición y demás escenarios.

¿Cómo saber si tengo fosfatasa alcalina alta?

Cuando una persona padece de fosfatasa alcalina alta, puede tener diversos síntomas, dependiendo de la etiología u origen del problema, entre los síntomas que puede experimentar y que pueden dar pie a realizar el examen para examinar esta enzima, están:

Enfermedad del hígado

  • Cansancio.
  • Debilidad.
  • Náuseas y vómito.
  • Inflamación y dolor en el abdomen.
  • Ictericia, color amarillento de ojos y piel.
  • Orina de color obscuro o heces de color claro.
  • Picazón constante.

Enfermedad en huesos

  • Huesos con formas anormales.
  • Fracturas frecuentes.
  • Dolor de huesos o articulaciones.

Fosfatasa alcalina alta

Si después de la prueba de sangre el médico determina que los niveles de esta enzima se encuentran por encima de lo normal, puede deberse a problemas en el hígado como son:

Hepatitis: Es la inflamación del hígado. Existen varios tipos, siendo las más graves la A, C y D.

Cirrosis: Se da cuando existe la fibrosis de las células del hígado, es decir, las células sanas con sustituidas por tejido cicatrizado y empieza a generar cúmulos de pigmentos biliares. Es irreversible.

Obstrucción en las vías biliares debido a cálculos o cáncer.

Asimismo, pueden existir alteraciones en los huesos como son:

  • Cáncer óseo.
  • Enfermedad de Paget: Enfermedad en donde los huesos y después vuelven a crecer de forma anormal.
  • Osteomalacia: Reblandecimiento de los huesos.

Y otras causas que pueden elevar los niveles, son:

  • Colitis ulcerosa.
  • Linfoma de Hodking.
  • Sorcoidosis.
  • Mononucleosis.
  • Insuficiencia cardiaca congestiva.
  • Embarazo.
  • Alcoholismo.
  • Medicamentos.
  • Proceso de recuperación de una fractura de hueso.

Fosfatasa alcalina baja

Es poco común que se den los niveles bajos de fosfatasa alcalina, pero cuando se presentan, suelen ser señal de:

  • Hipofosfatasia: Enfermedad que genera deformaciones en los huesos.
  • Anemia severa.
  • Desnutrición.
  • Deficiencia de zinc o magnesio.
  • Hipotiroidismo.
  • Diarrea grave.
  • Retraso en el crecimiento en caso de niños.

Diagnóstico y tratamiento

Cuando existe la sospecha de una alteración en la enzima fosfatasa alcalina, el médico pedirá una prueba de sangre. Si los valores resultan altos o bajos, deberá conformar el origen, con lo cual puede pedir pruebas para la bilirrubina, alaninoamino transferasa y la aspartato aminotransferasa, las cuales pueden confirmar un problema en el hígado.

Una vez que se confirma o descarta el hígado o los huesos, el tratamiento para elevar o bajar los niveles de la fosfatasa alcalina es la aplicación de medidas a la enfermedad que lo provoca, siendo necesario un plan de acción para mejorar el hígado o los huesos.

Asimismo, un cambio en el estilo de vida del paciente, puede contribuir a una recuperación pronta y oportuna.