Saltar al contenido

Eyaculación femenina: ¿Qué es y en qué consiste?

Eyaculación femenina: ¿Qué es y en qué consiste?

En la actualidad se sabe y se acepta que la eyaculación femenina es una realidad y que dista casi siempre de lo que se puede ver en las películas pornográficas (grandes chorros).

Sin duda, el camino para entender a cabalidad cómo funciona la eyaculación femenina todavía es enorme, ya que la intensa necesidad de comparar su funcionamiento a la del hombre puede provocar obstáculos cognoscitivos importantes.

¿Qué es la eyaculación femenina?

La eyaculación femenina se define como el fluido que segregan las mujeres durante la excitación sexual y que no siempre va acompañado del orgasmo. El fluido que se libera nace de la llamada próstata femenina, que formalmente se conoce como glándulas de Skene.

Las glándulas de Skene son dos glándulas ubicadas alrededor de la uretra y próximas a la entrada de la vagina de la mujer que están encargadas de liberar una secreción mucosa transparente o blanquecina que representa la eyaculación de la mujer.

¿Contiene orina?

Las investigaciones han demostrado que la secreción que es producida en las glándulas de Skene está compuesta de creatinina, la enzima fosfatasa ácida prostática, la proteína antígeno prostático específico, glucosa y fructosa.

Además de ello, puede contener un poco cantidad de urea, sustancia que es encontrada en la orina.

Sin embargo, con el tiempo se ha podido diferencia entre dos tipos de fluidos que se pueden expulsar durante la excitación. Uno, que surge de las glándulas de Skene y que tiene apariencia transparente y blanquecina y es inodoro y otro que viene de la vejiga y que es expulsado a causa de la relajación de los músculos a causa de la relación sexual. Este segundo claro que es orina y es lo que sale en mayor cantidad y se conoce como squirting.

¿Cuánto eyacula una mujer?

Cuando se trata del líquido blanquecino que sale de las glándulas de Skene, la cantidad de éste suele ser muy poco, tan poco que para muchas mujeres puede pasar desapercibido. La medida se puede situar entre 0.3 ml a más de 150 ml. Lo que se traduce en apenas unas gotas en una taza.

La cantidad de líquido que una mujer puede liberar dependerá de qué tan desarrolladas estén las glándulas y qué tan estimuladas sean.

Asimismo, cuando el líquido proviene de la vejiga, es natural que la cantidad sea mayor, ya que se libera la orina almacenada. Aquí la cantidad puede variar a cada mujer.

¿El punto G tiene que ver en esto?

El punto G, cuyo nombre formal es el punto de Gräfenberg, es una extensión de la parte que sólo sobresale del clítoris. La localización del punto G se ha descrito de manera interna detrás del pubis y alrededor de la uretra, en la pared frontal de la vagina.

Cuando se pueden meter lo dedos a esa parte, se siente una zona rugosa y que se asegura que, al estimularla, también se estimulan las glándulas de skene, haciendo que expulsen la secreción blanquecina.

¿Sirve para algo?

Primeramente, hay que diferenciar entre orgasmo y eyaculación, siendo el primero un productor de placer psíquico y fisiológico, mientras que el segundo sólo es una liberación del fluido. Por lo tanto, una mujer puede tener un orgasmo sin eyacular y eyacular sin tener un orgasmo.

Por otro lado, aún no se define si existe una utilidad para la eyaculación femenina, ya que, en el hombre la próstata y la eyaculación tienen como objetivo la protección y transporte de los espermatozoides.

Todavía faltan investigaciones en torno a la sexualidad integral de la mujer para dar respuesta a esta pregunta.