Saltar al contenido

Candidatura

¿Por qué quiero ser diputado federal?

Aspiro a ser Diputado Federal por el distrito 4 de Iztapalapa para materializar la verdadera hazaña que creo debemos realizar, que es cambiar el sistema económico en México, para construir desde nuestra patria, un nuevo camino para la humanidad. Un sistema económico donde el ser humano sea lo más importante, en armonía con la vida y con el medio ambiente. Un sistema donde el trabajo sea considerado capital y por ello, el reparto de la riqueza sea equitativo y justo. Pero sobre todo, un sistema donde la concentración de la riqueza en pocas manos y la explotación del ser humano por el ser humano, no tenga ninguna cabida.

Un sistema donde no haya un solo niño o niña trabajando o pidiendo limosna. Donde todos los niños y niñas vayan al escuela, los alimenten en ella y ésta sea pública, laica, gratuita y de excelencia. Donde toda la población infantil pueda desarrollar sus potenciales y el objetivo más importante sea que encuentren su propio camino en la búsqueda de la felicidad.

Una sociedad donde todo joven que quiera estudiar, tenga un lugar en las universidades públicas y éstas sean de excelencia, laicas y gratuitas. Una sociedad donde nadie carezca de techo, donde todo mundo coma tres veces al día o las que guste y que, nadie sufra por carencias económicas.

Un sistema y una sociedad donde reine la libertad y la justicia y, como ya mencioné, lo más importante sea el ser humano, armonizando con la vida y el entorno. Donde nadie sea sojuzgado o discriminado por su color de piel, por su sexo, por su preferencia sexual, por su forma de pensar o por sus creencias.

Promuevo la rebelión del pueblo mediante la desobediencia civil no violenta. Estoy convencido que debemos obligar a Peña Nieto a renunciar y que su renuncia, es un paso necesario en el camino de una profunda transformación en beneficio de nuestro pueblo. Lograda esta renuncia, se debe convocar a elecciones extraordinarias de inmediato y a la conformación de un congreso constituyente, de una asamblea del pueblo, sin representación de partidos, donde los hombres y mujeres libres restablezcan la Constitución de 1917 y acrecienten los derechos de nuestro pueblo.