Saltar al contenido

Beneficios del agua de coco 100% natural

Hidratar tu cuerpo es fundamental para la salud y el agua de coco es una excelente opción para recuperar las sales minerales que se pierden durante el día, especialmente si realizaste ejercicio intenso. Además tiene un bajo contenido de calorías, cero grasas y colesterol. 

El agua de coco es excelente remedio para mejorar tu salud por ejemplo sirve para tratar la cruda y ayuda a eliminar la pérdida renal. En este artículo hablaremos de todas sus propiedades y beneficios.

Propiedades del agua de coco

El agua de coco contiene muchos minerales, como potasio, magnesio, cobre y hierro. Vitaminas como el ácido fólico y el complejo B que ayudan a mantener la salud, así como la vitamina C, ayudan a limpiar las bacterias del cuerpo y fortalecen el sistema inmunológico.

Beneficios de tomar agua de coco

Hidratar el cuerpo

El agua de coco aparte de su delicioso sabor dulce y refrescante, puede reponer los electrolitos, y asegurar la hidratación del cuerpo, piel y cabello.

Elimina la cruda 

Beber agua de coco es una excelente opción para  eliminar la resaca rápidamente. Contiene calorías y azúcar que aumentan el azúcar en sangre y trata síntomas como malestar abdominal e hinchazón ayudando a limpiar el hígado.

Mejorar la función renal

Como agua, atraviesa todo el tracto digestivo y finalmente llega a la sangre, ayuda a eliminar toxinas y estimula la función de los riñones para producir más orina. Cuanta más orina se produce, mayor es la movilidad de los pequeños cristales formados, dando lugar a cálculos en los riñones, en este caso juega un papel preventivo y terapéutico.

Ayuda a controlar la presión arterial

El agua de coco es una gran fuente de potasio lo que ayuda a reducir la presión arterial alta y reducir el riesgo de enfermedad cardíaca porque el potasio neutraliza el sodio en el agua.

No promueve el aumento de peso

Cada 200 ml de agua de coco contiene 38 calorías, por lo que no aumentará de peso, además de tener buen sabor, también puede reponer la humedad corporal. Debido a que contiene carbohidratos, puede ser un sustituto perfecto de cualquier jugo de frutas y es una buena opción para el almuerzo. Por ejemplo, puede combinarlo con pan integral, una rodaja de queso blanco y tomates y orégano.

Ayuda a mantener la piel limpia

Además  desintoxicar el cuerpo desde el hígado hasta los intestinos (lo que puede mejorar la salud de la piel), por ejemplo, cuando haces ejercicio físico bajo el sol, también puedes optar por usar agua de coco en tu cara. . Limpia y refresca la piel sin provocar ninguna agresión.

Normaliza el colesterol

Beber agua de coco con regularidad ayuda a reducir la placa aterosclerótica en las arterias, lo que reduce el colesterol y aumenta la producción del corazón. Para lograr este efecto, es necesario reducir el nivel de colesterol de acuerdo con las instrucciones del médico, lo que es una ayuda adicional para el tratamiento.

Sirve para tratar los calambres

El calcio y el magnesio que contiene el melón de coco ayudan a la salud muscular y son eficaces para las personas que realizan ejercicio físico. Ayuda a reducir la presión arterial, promueve la relajación muscular y promueve la producción de una hormona llamada serotonina encargada del placer y bienestar 

Mejorar la digestión

El agua de coco ayuda a tratar la indigestión, la acidez y el reflujo, y es una buena opción para las mujeres embarazadas. También se recomienda para quienes vomitan con frecuencia porque limpia e hidrata el esófago, aliviando así la irritación provocada por la acidez del contenido del estómago.

Mejora el tránsito intestinal

El agua de coco es buena para los intestinos porque puede ayudar a las personas con estreñimiento, como las que tienen diarrea o heces blandas. La cantidad requerida en cada caso puede variar de persona a persona, por lo que se recomienda comprobar si las heces tienen una fluidez fuerte todos los días para regular el consumo de agua de coco.

No hay una cantidad recomendada de agua de coco para beber todos los días, pero es mejor no beber demasiado, porque sus electrolitos pueden provocar desequilibrios en el organismo. Por tanto, las personas con diabetes o problemas renales no deben beber más de 3 vasos de agua de coco al día