Saltar al contenido

Ayuno: Qué es, tipos y riesgos

Ayuno: Qué es, tipos y riesgos

El ayuno es la abstinencia voluntaria de alimentos sólidos o líquidos estimulantes como alcohol o café; por un periodo determinado. Su uso ha estado presente desde hace siglos y busca un cambio en el cuerpo o la mente, ya que es un medio para la purificación espiritual o corpórea.

Durante el ayuno el cuerpo toma las reservas de energía necesaria de la grasa que tiene acumulada y aunque el total de días que una persona que puede vivir son sólidos es variable, se estima que el promedio es de 70 días.

Al tomar la energía de la grasa que tenemos acumulada en lugar de la glucosa como normalmente se hace, el ayuno se ha usado en la actualidad para controlar el peso, aunque también ha demostrado algunos otros beneficios.

Ayuno intermitente

El ayuno intermitente consiste en definir periodos de ausencia e ingesta de alimentos. Con esto, se busca la reducción de peso a base de la prohibición de calorías.

El principio del ayuno intermitente es que el cuerpo al verse restringido de calorías o grasas para convertir en energía, la empieza a tomar de las reservas del cuerpo, ayudando a bajar de peso.

Existen varios tipos de ayunos intermitentes: 12 horas, 16/8, 5/2 o 24 horas. Cada uno de ellos, pensado para el nivel de tolerancia de cada persona respecto a la ingesta de comida.

Tipos de ayuno

Existen diferentes tipos de ayuno según la forma en que se deja de ingerir los alimentos:

Ayuno largo: Se deja de consumir calorías de los alimentos y solo se ingieren bebidas durante días o semanas.

Ayuno intermitente: Se definen periodos de ingesta de un límite de calorías.

Ayuno periódico: Se establece el ayuno en 1 día a la semana, generalmente.

Ayuno de jugos: Se pretende tomar sólo jugos de frutas y verduras para así aprovechar al máximo sus nutrientes y desintoxicar al cuerpo.

Beneficios del ayuno

Según algunos estudios, las ventajas del ayuno en sus diferentes modalidades de restricción total o calórica por días, pueden ser los siguientes:

  • Puede reducir la inflamación en pacientes con artritis reumatoide.
  • Reducir la ingesta de calorías en un 12% aproximadamente puede reducir el colesterol total, el riesgo de diabetes y los marcadores de inflamación en artritis.
  • Estudios en animales han visto que ciertos tipos de ayuno puede protegerlos contra enfermedades cardiovasculares, diabetes y el deterioro cognitivo.
  • Provoca pérdida de peso.
  • Aumenta la resistencia al estrés y a la oxidación.
  • Controla la sensación de apetito en algunas personas.

¿Es peligroso el ayuno?

Hay que señalar que el ayuno no es para todas las personas, y si se está pensando en realizarlo, primero se debe consultar a un médico.

Entre las contraindicaciones generales que existe para el ayuno, están:

  • Padecer de anorexia o trastornos de la alimentación.
  • Insuficiencia renal o hepática avanzada.
  • Embarazo y lactancia.
  • Estados de desnutrición o debilitamiento extremo.
  • Hipertiroidismo no controlado.
  • Insuficiencia cerebrovascular.
  • Personas con estrés y ansiedad.
  • Niños, adolescentes y ancianos.

Entre los posibles efectos secundarios que puede presentar, están:

  • Dolores de cabeza intensos.
  • Irritabilidad.
  • Hipoglucemia.
  • Cambios en los patrones de sueño.
  • Dolor en espalda.
  • Calambres musculares.
  • Retención de líquidos.
  • Cambios de niveles de electrolitos.
  • Déficit de nutrientes.
  • Falta de concentración.
  • Puede alterar otras enfermedades.