Saltar al contenido

Ayuno intermitente: ¿Qué es y cómo hacerlo?

Ayuno intermitente: ¿Qué es y cómo hacerlo?

El ayuno intermitente consiste en definir periodos de ausencia e ingesta de alimentos. Con esto, se busca la reducción de peso a base de la prohibición de calorías.

El principio del ayuno intermitente es que el cuerpo al verse restringido de calorías o grasas para convertir en energía, la empieza a tomar de las reservas del cuerpo, ayudando a bajar de peso.

Existen varios tipos de ayunos intermitentes: 12 horas, 16/8, 5/2 o 24 horas. Cada uno de ellos, pensado para el nivel de tolerancia de cada persona respecto a la ingesta de comida.

Este ayuno no se considera una dieta, sino una estrategia de tiempos de alimentación. En los momentos en que se permite comer, la persona tiene que consumir una serie de alimentos saludables que deben tener una base en frutas y verduras frescas. Durante el periodo de ayuno, se permite tomar agua y bebidas con bajo contenido calórico.

Tipos de ayuno intermitente

Como se ha comentado, existen diferentes maneras de llevar este ayuno, cada uno, dependiendo del metabolismo de cada persona.

Ayuno de 12 horas

Es el más popular y de los más accesibles tipos de ayuno intermitente. Consiste en ayunar por 12 horas todos los días. Es accesible porque de las 12 horas establecidas, se pueden tomar las 8 horas de sueño de las noches, por lo cual, sólo quedarían 4 horas de espera.

Así, por ejemplo, una persona que cena a las 8 de la noche, podrá comer con normalidad de nuevo a las 8 de la mañana.

Ayuno intermitente 16/8

Consiste en ayunar durante 16 horas y comer en las 8 horas restantes. Se sugiere que los hombres cumplan las 16 horas y las mujeres 14 horas. Se realiza todos los días.

Este tipo puede ser difícil para muchas personas que acostumbran a hacer 3 o más comidas al día, ya que, aun incluyendo las 8 horas de sueño, todavía es un periodo extenso sin alimentos.

En el ayuno intermitente de 16/8, se puede cenar a las 8 de la noche y volver a comer hasta las 12 de la tarde, por ejemplo.

Ayuno intermitente 5/2

Consiste en comer de manera regular durante 5 días a la semana y reducir el consumo a 500 o 600 calorías durante los 2 días restantes.

Los días no deben ser seguidos, se debe dejar mínimo 1 día de separación entre los días de ayuno.

Este tipo de ayuno es un reto para muchas personas, porque implica días completos sin probar casi nada de alimento, sin embargo, se ha comprobado la reducción de peso utilizándola.

Ayuno de 24 horas

Implica el ayuno total durante 1 o 2 días a la semana. Nada de alimentos de ningún tipo o un límite calórico. Lo único permitido es la ingesta de líquidos como agua o té.

Este tipo de régimen sólo debe ser practicado por personas que se han acomodado al de 16/8 y no han encontrado resultados.

Ventajas y desventajas

Como todo régimen, el ayuno intermitente tiene pros y contras que debes conocer antes de iniciarla.

Ventajas

  • Ha demostrado que puede ser igual de útil que una dieta calórica.
  • Hay diferentes tipos que se adaptan a cada persona.
  • Aumenta la sensibilidad a la insulina.
  • Ayuda a regular la hipertensión arterial.
  • Puede controlar la sensación de apetito en algunas personas.
  • Podría retrasar el envejecimiento.

Desventajas

  • Pueden presentarse efectos secundarios como dolor de cabeza, irritabilidad, falta de concentración o alteración de otras enfermedades.
  • Puede desarrollarse déficit de nutrientes.
  • Puede desencadenar un trastorno de conducta alimentaria.
  • No es apta para todas las personas.

Contraindicaciones de la dieta intermitente

Si bien la dieta de 12 horas puede ser una de las maneras más seguras de iniciar este tipo de régimen, existen personas que no deben practicarla o deben revisar su caso con su médico antes de iniciar.

  • Personas con problemas de colesterol.
  • Personas con diabetes.
  • Personas con problemas cardiacos.
  • Mujeres embarazadas
  • Niños, adolescentes y ancianos.
  • Personas con bajo peso.
  • Personas con trastornos alimenticios.
  • Personas con estrés o ansiedad.