Saltar al contenido

¿Quién es Gerardo Fernández Noroña?

Yo, Gerardo Fernández Noroña en 1988 tuve mi primer participación político partidaria siendo candidato a diputado federal externo por el Partido Mexicano Socialista (PMS), por el distrito XXXIII de Tlalnepantla, en la campaña del ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas a la presidencia de la República. Gané la elección de esa candidatura en una asamblea pública realizada frente al palacio municipal de Tlalnepantla.

Fui, con miles de hombres y mujeres, miembro fundador del Partido de la Revolución Democrática en 1989. Muy joven, a los 32 años, fui presidente del PRD en el Estado de México de 1992 a 1994. Previamente, había sido candidato a diputado local por el distrito que comprendía el municipio de Tlalnepantla por el propio PRD en 1990.

Fui miembro de todos los consejos nacionales del PRD desde el primero hasta noviembre de 2008 a excepción del periodo comprendido entre 1995 y 1998.

Integrante de la mesa directiva del Consejo Nacional del PRD de 2001 a 2004. Secretario del Comité Ejecutivo Nacional del PRD de 2004 a 2005 encabezado por Leonel Godoy Rangel. Secretario de comunicación social y vocero del PRD de 2005 al 2008 con Leonel Cota Montaño. Por lo tanto, vocero del PRD en la campaña presidencial de 2006 encabezada por Andrés Manuel López Obrador y vocero del plantón en Reforma, surgido en protesta por el fraude electoral que nos robó la presidencia en ese año.

Integrante de la Comisión de resistencia civil pacífica surgida a raíz del fraude electoral de 2006.

Activista tenaz contra la usurpación de Felipe del Sagrado Corazón de Jesús Calderón Hinojosa a la presidencia de la República, mantuve una protesta todos los días primero de cada mes durante los seis años de la usurpación frente a la residencia oficial de los Pinos.

Renuncié al PRD el 28 de noviembre de 2008, aún siendo vocero del partido, por la imposición de Jesús Ortega en la presidencia del PRD ganada en la elección interna por Alejandro Encinas.

Desde noviembre de 2008 no tengo militancia partidaria. Fui en 2009 candidato a diputado federal por la coalición integrada por el Partido del Trabajo (PT) y el entonces partido Convergencia, por el Distrito Federal 19 con cabecera en Iztapalapa, por el que resulté electo de mayoría.

Por lo tanto, forme parte de la LXI legislatura federal de 2009 al 2012. Durante ese periodo no pudo pararse una sola vez en la Cámara de Diputados el usurpador de Felipe del Sagrado Corazón de Jesús Calderón Hinojosa.

Tuve 600 intervenciones en tribuna y una destacadísima participación en esta legislatura. Doné la mitad de mi sueldo, renuncié al seguro médico privado y al seguro de vida.

Durante esa legislatura logramos impedir que se aprobara la reforma laboral y la imposición del estado de sitio en México.

Al término de mi mandato fui precandidato a jefe de gobierno del Distrito Federal.

Desde 2012 no ocupo ningún cargo público y he mantenido un activismo político y social muy intenso.

Con Balfre Vargas y Rosendo Marín, emitimos un llamamiento a la nación en el Zócalo de la Ciudad de México, convocando a la desobediencia civil para impedir la toma de protesta de Enrique Peña Nieto.

Posteriormente encabezamos la resistencia contra la aprobación de la reforma laboral, y creamos ANIMO (Asamblea Nacional por la Independencia de México) con varios ex diputados federales y políticos en activo de izquierda.

Hemos mantenido una postura de oposición firme y promovido formas de lucha no violenta para impedir las contrarreformas que ha impuesto el actual desgobierno federal.

En 2015 fui candidato a diputado plurinominal externo por el Partido del Trabajo. Realicé una campaña nacional con la certeza de regresar a la Cámara de Diputados y el actual gobierno le arrebató el registro al Partido del Trabajo, entre otras cosas, para evitar mi retorno a la citada Cámara. Hasta 2016 se le regresó el registro al Partido del Trabajo a condición de que no reclamara los diputados que le correspondían. Justo se rompió la relación con el PT a raíz de la determinación de buscar un acuerdo con el actual gobierno para recuperar el registro en vez de exigir el registro que legítimamente le correspondía al citado partido.

Durante todo 2016 he mantenido un recorrido permanente por el país convocando a una rebelión no violenta mediante la desobediencia civil. He convocado a múltiples formas de desobediencia civil encabezando las iniciativas personalmente. Estoy convencido que debemos lograr la renuncia de Enrique Peña Nieto, convocar a elecciones presidenciales anticipadas y, convocar a un congreso constituyente que dé marcha atrás a todas las contrarreformas neoliberales.

Estoy convencido que debemos cambiar el sistema económico y que de ese cambio derivarán los cambios necesarios en el sistema político y en la organización social de nuestro país. Creo firmemente que podemos construir un nuevo camino para la humanidad desde nuestra patria donde lo importante sea el ser humano, en armonía con la vida y con el medio ambiente.

¿Qué es la transparencia para GFN?

En México, la corrupción, la opacidad y la impunidad, no se combaten con una ley en un país que no es de leyes y donde estos vicios son los pilares del sistema político mexicano. La transparencia es más que cumplir con una iniciativa “ciudadana” corta e irrisoria, que ha engañado a la sociedad mexicana y además, no desarticula ni modifica las bases del sistema político y económico que esta llevando al ocaso del país.

La transparencia se construye a través de la rebelión no violenta de una sociedad informada, organizada y responsable, que participe en la vida democrática nacional, que vigile y exija a los actores de los sectores político y económico modificar su comportamiento hipócrita y convenenciero, que solo a 16 “hombres de negocios” en México, ha brindado oscuros e innumerables beneficios desde reuniones privadas donde acuerdan los grandes desvíos y nefastas corruptelas, mientras que en lo público, fingen la exigencia de una institución que revise o aclare las prebendas que ellos mismos obtuvieron al cobijo del poder.

México debe transformar todas sus estructuras sociales, políticas y económicas, necesitamos barrer con las que hoy existen, corruptas y caducas, para que desde raíz se rindan cuentas claras del sistema político a sus gobernados, del sistema económico y productivo a la fuerza laboral, de una nueva organización social que transite en unidad a la adopción de valores como la determinación, la firmeza, el carácter, la generosidad y los principios cívicos de construir un camino diferente no solo para el país, sino para la humanidad.

Nuestro país merece y necesita un nuevo sistema social, económico y democrático que centre en sus objetivos al ciudadano de a pie, en la y el mexicano que trabaja en el campo, en la industria, en los jóvenes emprendedores, en los estudiantes, en la mujer profesionista, en la ama de casa y en las niñas y niños para que no trabajen y se dediquen a estudiar, a desarrollarse, a ser felices.

Una nueva democracia nacional que impulse la consolidación de un Gobierno Honesto del Pueblo, con políticas públicas y prácticas institucionales, que mejoren el acceso a la información pública gubernamental y arrase con la ineficiencia y la insensibilidad de los que hoy están enquistados en el poder.

De nadie es exclusiva la transparencia, pero tampoco ningún ciudadano puede ser omiso al compromiso del deber y de la honestidad ante la posibilidad firme y real de servir a más de 122 millones de mexicanas y mexicanos, por ello te invito a que conozcas mis activos patrimoniales, ingresos e intereses que he generado y construido a lo largo de mi carrera política, académica y como luchador social.

Mis recomendaciones literarias

Trabajando con los compañeros y compañeras que están armando la página que servirá de plataforma en mi búsqueda de la candidatura independiente de izquierda a la presidencia de la República, me propusieron realizar un listado de recomendaciones literarias.

Desde hace mucho tiempo he tenido la intención de hacer esa lista que implica no sólo el trabajo de recordar los libros que me han impactado por diversas razones, sino además hacer una pequeña reseña. Es un trabajo ingente y empecé por hacer un listado de cien libros. Llegué a los primeros sesenta utilizando sólo mi memoria. Después me ayudé por el Internet y en días posteriores, comprando libros me fui acordando de otros títulos.

No están ordenados en orden de prioridad, ni tienen más orden que como me fui acordando de ellos. No tengo la menor duda de que hay libros que considero imprescindibles y que por alguna razón mi memoria los ha dejado de lado. Apenas los vaya recordando los iré incluyendo.

También decidí no incluir a los clásicos. Pongo un par de ejemplos: “El Quijote’, que por supuesto me maravilló que la sola escena del Quijote enfrentando al león me pareció de una belleza, de un canto a la vida y a la valentía excepcionales; O “El jugador” de Dostoyevsky, que lo leí muy joven y me maravilló, que leí casi toda la obra de este autor extraordinario; que muchos preferirían incluir “Los hermanos Karamazov” o “Crimen y Castigo” pero que me pareció plantearían que es un lugar común citar a clásicos, además de que hay muchos de éstos que no he leído.

Todos los libros que recomiendo los he leído y todos son sin duda una elección subjetiva. La escritura, como otras formas de arte, depende del gusto, de la sensibilidad, de la percepción y hasta del estado de ánimo del que se acerca a esas obras de arte. Así que estos son los libros que a mí me han gustado.

Sé también que la lista generará cierta frustración en algunos, pues hay sugerencias muy difíciles de conseguir y algunas prácticamente imposibles de hacerse de ellas. No es mi intención hacerme el interesante.

Simplemente la vida y el azar me llevaron a esas lecturas y las recomiendo, porque a mí me impactaron.

Aunque por cierto, hoy con el Internet, es probable que se pueda acceder a todas de manera virtual, yo siendo de la vieja escuela, prefiero el libro en el papel, el cine en el cine, el café con cafeína y Eva con Adan.